Your browser version is outdated. We recommend that you update your browser to the latest version.

 

Trikaya - Los Tres Cuerpos de un Buda o Aprender a Amar

Es común ver en la literatura mahayana referencias a los tres cuerpos (sánscrito kaya) de un buda: nirmanakaya, sambhogakaya, y dharmakaya. A veces se encuentra referencia a un cuarto cuerpo, el svabhavikakaya, que sintetizaría los tres primeros. En general, las explicaciones de éstos tienden a ser muy académicas. Este breve ensayo provee una explicación canalizada fresca sobre el significado espiritual (desde un punto de vista místico o experiencial canalizado) de los tres cuerpos de un buda.

Mientras el sambhogakaya y nirmanakaya son los cuerpos con forma de un buda (sánscrito rupa kaya), el dharmakaya, o cuerpo de la verdad, es el cuerpo sin forma de un buda (sánscrito arupa kaya). El dharmakaya es el cuerpo que la conciencia experimenta durante una experiencia de iluminación en la cual se siente que el cuerpo no tiene forma definida alguna y es tan vasto como el universo. El cuerpo es el cuerpo de todos los seres, se siente lo que todos los seres del universo sienten. En otras palabras, se experimenta la verdadera naturaleza de la mente y el universo. El dharmakaya es el verdadero cuerpo de la iluminación y corresponde al estado vacuo, no conceptual, quieto de la mente.

Sin embargo, en el eterno juego de expansión y colapso del universo, de los bigbangs y todo eso, se expresa una energía cinética incesante, la energía del amor. Es así como del amor del buda surgen infinitas réplicas ilusorias de cuerpos gozosos que ocupan todo el cuerpo universal del dharmakaya. Éste es el sambhogakaya o cuerpo de gozo de un buda. Es el juego búdico del goce de la dualidad ilusoria de un cuerpo individuado sutil radiante para el beneficio de todos aquellos santos seres que, aunque todavía no completamente conscientes de su dharmakaya, tienen la pureza suficiente como para poder ver, oír, tocar, oler y saborear un sambhogakaya. El sambhogakaya está teñido por el bagaje cultural del santo: si éste es cristiano, el sambhogakaya se experimentará como Jesucristo, María, o un ángel; si es budista, se experimentará como a un buda, etc.

El sambhogakaya es como si dividiéramos el cuerpo universal del dharmakaya en infinitos cuerpos individuados mágicos e ilusorios para el deleite de la creación y los creados con el único propósito de inspirar a través del juego del amor y los cinco sentidos a aquellos que todavía no pueden experimentar su dharmakaya. El sambhogakaya es el cuerpo ilusorio mágico y sutil de la iluminación y corresponde a un estado vibratorio o en movimiento de la mente, al reino de la percepción.

El nirmanakaya es el cuerpo de emanación de un buda (tibetano tulku). Al igual que el sambhogakaya, el nirmanakaya es la expresión de incontables cuerpos individuados provenientes del dharmakaya, productos del amor del buda. A diferencia del sambhogakaya, el nirmanakaya es una emanación física o sensación ilusoria temporaria de encapsulamiento de la conciencia en un cuerpo físico con percepción canalizada y limitada por los órganos de los sentidos. El nirmanakaya es el cuerpo encarnado ilusorio de la iluminación y, al igual que el sambhogakaya, corresponde a un estado vibratorio o en movimiento de la mente.

El nirmanakaya o tulku no es sólo aquel ser considerado “especial” que, sin embargo, todavía no ha actualizado su iluminación y que creyendo en la ilusión dual del voto del bodisatva ha tomado un cuerpo humano “para el beneficio de todos los seres sensibles”. En verdad, todos los seres humanos encarnados somos los nirmanakayas, tulkus o emanaciones del buda. Todos somos buda en potencia, aunque no lo sepamos, y hemos encarnado a través del amor del buda con el propósito final de inspirar a otros seres de percepción impura como nosotros hasta que seamos capaces de vislumbrar o intuir nuestra naturaleza búdica y como consecuencia de ello despertar al amor del buda. Asimismo, tomamos un cuerpo para ser inspirados por otros, para re-aprender o recordar a través de la inspiración que nos produce el amor, o el juego del gozar la ilusión de la dualidad, lo que también tiene el alto costo del sufrimiento cuando el ego se apodera de la experiencia y cree en la ilusión de su existencia real, aferrándose a ésta, tratando de huir de su muerte o disolución.

Cuando los tres cuerpos del buda se experimentan como uno solo, entonces se habla del svabhavikakaya, o cuerpo esencial.

 

 

To Be is the Blissful Reality of Mind. To Do is the Activity of Love. Everything we Do is Just a Game to Recognize the Activity of Love.

There  are no people, things, or circumstances which are good or bad, beautiful or ugly; it is only our emotionality toward them what is there. Wisdom is to remain free from judging, aware of one's emotions. Alchemy is to transmute emotions, maintaining a homeostasis of harmony and wellbeing. Meditation is to recognize the thought that generates the emotion, observing it with equanimity. Mahamudra is to wake up after dying, having a vision of what has always been, is, and will be.

 

Yoga is a Technology of Consciousness-Energy Developed to Experience Union. It Transcends Religion and Culture.